Consejos prácticos hidratación en el deporte

  • Se previsor: Mide la duración de la actividad deportiva que vas a realizar y en base a ello decide cuánta cantidad de agua o bebidas isotónicas llevar contigo. Acuérdate siempre de beber antes de comenzar con la actividad.
  • Intenta dosificar la ingesta de los líquidos: Sobre todo antes y durante la práctica del deporte.  forma se evita llegar a situaciones de deshidratación. Si bebemos a sorbos y con frecuencia se pueden prevenir sensaciones de malestar como por ejemplo la pesadez de estomago. 
  • Trata de que la bebida esté fresca: De esta forma el cuerpo la puede asimilar antes, y se recomienda que tenga entre unos 10º y 15º. Para ello trata de llevar la bebida en una cantimplora, o en su defecto evitar su exposición a los rayos de sol .
  • Ten en cuenta la alimentación: Hay ciertos alimentos con una elevada cantidad de agua en su composición que pueden ayudarnos en las labores de hidratación, como por ejemplo la fruta pelada o las hortalizas.
  • Cuidado con el calor: Las condiciones climáticas o del entorno son claves, y es necesario extremar las precauciones ante días o espacios adversos de calor.
  • Y lo más obvio, pero a la vez lo más importante de todo: No esperar a tener sed para beber . No debemos suponer que a pesar de la sensación de sed intensa podemos aguantar más, más vale frenar a tiempo que tener problemas serios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *