Cuarentrena. Las emociones del deporte plasmadas en el cine

Por Daniela Torres

Instagram: dani.torresh

Soy amante de ver películas, de esas que cuentan historias que conmueven, que te hacen ver el lado más humano de las personas y que te transmiten toda variedad de sentimientos. Es bonito que todo eso que se vive a flor de piel en el deporte pueda ser plasmado en una pantalla, porque logras entender todo lo que hay detrás de una victoria o de una derrota. 

Aunque quienes me conocen saben que lloro con mucha facilidad, con las películas me pongo más exigente; soy bieeeen criticona porque en la licenciatura tuve dos maestros sumamente intensos que educaron mis ojitos a la mala para encontrar hasta el más mínimo error o circunstancia inverosímil, entonces, a pesar de mi corazón de pollo, no me dejo atrapar por cualquier cinta. 

En fin, esta vez quise compartirles algunas de los filmes de deportes que más me agradan (en otra ocasión podemos hablar de documentales o series que también son bastante buenas), así que aquí vamos:

“Golpes del destino” o “Million dollar baby” (2004).

Es de esas películas que amo pero que no soporto verla tantas veces porque me recuerda lo dura que puede llegar a ser la vida para algunas personas. Aborda la historia de una mujer de treinta y tantos, llamada Maggie, que quiere ser boxeadora profesional. Ella llega a las manos del entrenador Frankie, que en realidad en un inicio no quería entrenarla por ser mujer, pero, tras una serie de circunstancias, la acepta. 

Debido a la historia de vida de cada uno, en la que ambos tienen conflictos o pérdidas familiares, Maggie y Frankie entablan una relación como de padre e hija, y de alguna manera se acompañan emocionalmente. 

La pugilista resulta ser muy talentosa, acumula una serie de victorias al hilo y posteriormente emprende junto a su coach una gira por Europa. En uno de los encuentros, sucede algo que la pone en una balanza entre seguir viviendo o morir, y Frankie, debido al gran amor que le tiene, se ve obligado a interceder. 

En mi lloronómetro esta tiene 5 de 5. Está muy fuerte, no tengo más palabras para describirla. 

“McFarland: sin límites” (2015)

Este es un filme mucho más familiar y sin grandes estrellas de cine, pero con una historia que te deja ver la nobleza de las personas, los contrastes en cuanto a estilos de vida, y un mensaje inmensamente bello: cualquiera puede triunfar sin importar su origen. 

Es una película que está basada en hechos reales, a grandes rasgos trata sobre cómo el entrenador Jim White, quien labora en la escuela de un pequeño pueblo en California, logra conformar un equipo de atletismo con un grupo de jóvenes latinos quienes tienen cualidades natas para el deporte, pero lo que menos les interesa es correr ya que tienen otras responsabilidades como trabajar en los sembradíos a sol y sombra para cooperar con los ingresos económicos de sus familias. 

Aunque en un inicio los muchachos se muestran reacios, el coach logra convencerlos poco a poco de que pueden ser excelentes atletas, y los ayuda a que confíen en sí mismos. 

A lo largo de la trama uno ve cómo se unen y se apoyan como equipo, y cómo encuentran en el deporte una forma de superación personal. Además de que se muestran escenas de cómo es la vida de muchos latinos que viven en Estados Unidos sin perder sus costumbres. 

En el lloronómetro tiene un 3 de 5, pero sí me llega al mero corazón y me parece muy inspiradora. 

Duelo de titanes (1997) 

No quería poner esta película porque es muy popular y son pocos los que no la han visto, pero me parece impactante y conmovedora en cuanto a la historia, la cual también es basada en hechos verídicos. 

La trama se desarrolla en 1970 en Arizona, justo cuando se terminó, por orden federal, con la segregación racial en las escuelas, lo que implicaba que los equipos deportivos también acataran esta norma; sin embargo, a pesar de que se estaba avanzando en ese tema, aún había mucha tensión social al respecto. 

En medio de este proceso, el entrenador de futbol americano, Herman Bone, toma el mando del equipo de una preparatoria, pero más allá de enseñarles técnicas y estrategias en el campo juego, los empapa de una mentalidad ganadora, les muestra que el trabajo en equipo es lo más importante, sin importar las diferencias que tengan como individuos. 

Así es como poco a poco van destacando en la liga, atravesando dificultades con los otros equipos, con árbitros e incluso directivos, pero logran dejar un mensaje de igualdad, tolerancia y respeto. Como dato triste pero curioso, a finales del 2019 falleció el verdadero Herman Bone, a sus 84 años.

En el lloronómetro tiene 3 de 5, pero es de esas películas que no te puedes perder. 

Y para no hacer este listado tan eterno, solo mencionaré brevemente algunos otros filmes que pueden ver y que igualmente son bellísimos: Revancha (2015), El luchador (2005), 42 (2013), Un sueño posible (2009). Ustedes ¿Cuál más añadirían?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *