Gimnasia queretana despide a Francisco Cañedo

Familiares, amigos y alumnos dieron el último adiós a Francisco Javier Cañedo García, que se desempañaba como técnico estatal de gimnasia artística en Querétaro y falleció el pasado 12 de septiembre, dejando con su partida, un gran legado para nuestra entidad.  

“Francisco fue una excelente persona. Él estaba cumpliendo 30 años de dar clases de gimnasia, el empezó en la Ciudad de México y llegó a Querétaro hace ya 25 años, y aquí se quedó, le gustó mucho la ciudad y estuvo en varios gimnasios en los cuales ayudó a desarrollar a muchos gimnastas tanto en el ámbito deportivo como en el personal, o sea niñas que estuvieron con él desde la edad de primaria y ahorita ya son mamás, y la verdad que muchas personas pasaron por sus clases”, comentó Sandra Cabrera que estuvo casada durante 18 años con Francisco Cañedo, tiempo en el que procrearon a dos niños.  

Agregó que  “la escuela Génesis sigue y tenemos un equipo de trabajo bastante bueno para poder continuar con el trabajo que Francisco quería. Le agradecemos a él todas sus enseñanzas, sus consejos, todo lo que aportó a nuestras vidas y dejarnos este camino que vamos a continuar”. 

Por su parte Claudia Lozano, presidenta de la Asociación Queretana de la especialidad dejó en claro la importancia que tenía Cañedo García como persona y  profesional. 

“Es una pérdida para la asociación muy importante, recordemos que el equipo varonil es el que ha dado los mayores triunfos en la Olimpiada Nacional el año pasado, y es el que ha puesto muy en alto el nombre de Querétaro a nivel nacional. Él dejó muchas enseñanzas y gente preparada que vamos a empezar un nuevo trabajo. Francisco era el que andaba en todos los gimnasios, tenía un mayor acercamiento con la gente, era el enlace que teníamos nosotros con la Federación Mexicana de Gimnasia e hizo mucho por muchas generaciones del estado”. 

En un video difundido en la cuenta oficial de la Escuela de Gimnasia Génesis, alumnos y amigos se despidieron de Francisco Cañedo, recordando lo que les aportó en su vida personal. 

“Frank fueron muchos años de una colección de anécdotas infinitas contigo, fuiste desde mi maestro, mi segundo papá, después mi gran amigo porque sabías todo lo que me pasaba, siempre me escuchaste y tuve grandes y sabios consejos de tu parte, conté con tu apoyo incondicional y me hubiera encantado que conocieras a mi bebé pero ten la certeza de que ella te va a conocer, ella va saber lo importante que fuiste para mí, y te mando un abrazo infinito hasta el cielo”, dijo Mónica Medellín. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *